Es imposible no verlo

 

Este bosque de 2000 años se extiende de la Duna del Pilat hasta el lago de Cazaux donde se mezcla con el bosque de las Landas de Gascuña.

Su historia es profundamente vinculada con la del Captalat de Buch, esos señores que durante la Edad Media otorgaron los derechos de uso a los habitantes que aún hoy son vigentes.

La resina, la brea, y el alquitrán de pino le dio buena reputación durante siglos al saber hacer de la gente de aquí.

Este bosque, clasificado y con un 80 % privado, preserva celosamente la fauna y la flora de sus 3650 hectáreas.