La Isla de los Pájaros es, en marea baja, un territorio salvaje de mil hectáreas que podrás ver en medio de la bahía.

 

Las aves han hecho de este lugar su reino mientras unos ostricultores construían alrededor un laberinto de granjas de ostras.

Una orden prefectoral limita el acceso al sitio en barco.